CENA SOLIDARIA. 1 DE OCTUBRE 2018

Cuando en Octubre del año pasado nos reunimos para echar a andar el reto deportivo solidario y planteamos una tormenta de ideas para conseguir financiación para el proyecto de la Fundación Vicente Ferrer de construir la planta de agua potable en  Anantapur, la realización de una comida o cena solidaria fue uno de los eventos que salió a relucir, junto con muchos otros.

Comenzamos a mirar posibilidades de contar con la colaboración de un Restaurante de Vitoria que se implicara con nuestro proyecto y nos facilitara la organización de un evento de tal magnitud (pensábamos en al menos una centena de comensales). Fue Mikel el que en un primer momento contactó con varios restaurantes, pero no conseguíamos la implicación necesaria de los mismos para que el esfuerzo de organización y la recaudación estuvieran compensadas.

Cuando casi tiramos la toalla, allá por el mes de Abril, comentando con un amigo, cocinero en el Restaurante Izaga, Victor Diez, nos propone que sea ADECA (Asociación de cocineros de Álava) a la que el pertenece, la que organice el evento, en colaboración con Egibide, la escuela de hostelería de Mendizorroza. Nos comenta que ya tienen experiencia en eventos solidarios con anterioridad y que suelen contar con la colaboración de muchos mayoristas de la zona que les facilitan la materia prima para la comida de manera altruista y solidaria. Aquello suena de maravilla. Después de varias reuniones con él y con Rodolfo de Egibide, le vamos dando forma a la idea.

Valoramos las fechas, y aunque parece que podría ser ideal en fin de semana, para poder contar con la colaboración de los cocineros y los alumnos de Egibide, no hay mas remedio que hacerlo entre semana. Se acaba concretando una cena para el día 1 de Octubre.

Las previsiones de nuestro cruce entonces eran del 5 al 16 de Octubre, y la cena serviría como “despedida” antes de partir para Tarifa. Posteriormente y tras las negociaciones de Brazadas Solidarias con la ACNEG (Asociación del cruce a nado del estrecho de Gibraltar) las fechas se han retrasado del 31 de Octubre al 9 de Noviembre.

Durante los meses de Julio, Agosto y Septiembre ADECA y nosotros hemos ido realizando todas las gestiones necesarias para conseguir los colaboradores con la cena.

Septiembre ha sido ya el empujón final, definiendo menú, cartel anunciador, para el que había que conseguir los logotipos de todos los colaboradores (con la inestimable colaboración y paciencia  de Jose Ugarte, de  Ugarte estudio gráfico  y moviendo en RRSS el anuncio del evento.

Pero ha sido tras la realización de la Kedada Nocturna del 22 de Septiembre cuando hemos dado el sprint final a todo lo necesario para que el evento resultara un éxito: impresión de carteles, colocación de los mismos por todo Vitoria (200 carteles), difusión en RRSS, aparición en medios: Radio Marca, Radio Gorbea, Radio Vitoria, R4G, VTV, Diario de Noticias de Álava, con artículos y dos faldones de publicidad cortesía del Club Natación Menditxo, Onda Cero, etc.

Además durante la cena se sortearían algunos regalos cortesía de nuestros colaboradores: Herbolario de Carmen, Restaurante Olárizu, Qino taberna, Clínica Etermal, y Mom salón.

Hay que confesar que los nervios estaban a flor de piel, pues nos parecía poco tiempo para conseguir el total de 100 comensales que nos habíamos propuesto. Pasaban los días de la semana y poco a poco se sumaba gente a realizar reservas, pero no nos parecía que íbamos a llegar. Los últimos tres días vino la explosión final, hasta el punto de tener que rechazar algunas peticiones de última hora por no disponer ya de espacio.

Con las reservas completas había que hacer lo más importante: la cena.

Por nuestra parte decorar la sala del restaurante de la escuela en los frontones Beti Jai, en Mendizorroza. Preparar la recepción de los comensales, el sorteo, etc.. Por parte de los cocineros, arduo trabajo en la cocina para tener todo a punto. Por parte de Egibide, colocación de las mesas, cubiertos, etc. y  a las 20:30 apertura de puertas para dar comienzo al evento.

Poco a poco van llegando todos los asistentes previstos. Algunos amigos, otros conocidos y muchas caras nuevas. Lleno el restaurante, comenzamos con una breve charla explicando nuestro proyecto, apoyados por el vídeo que nos realizó la Fundación 5+11. Y tras unas palabras que nos llenan de orgullo del Presidente de la Fundación en el País Vasco, Xabier Orueta, comenzamos la cena.

Menú de lujo, perfectamente servido por los alumnos de le escuela de hostelería. Magnífico ambiente entre los comensales.

A los postres iniciamos el sorteo de premios. Fotos con los agraciados y muchas risas con la “mano inocente”.

Tras el sorteo y los cafés poco a poco los asistentes fueron abandonando el restaurante.

Recoger. Felicitarnos del éxito y a descansar, felices de otro evento que ha salido redondo.

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.